Desayuno con diamantes

Título original: Breakfast at Tiffany's
Estreno: 1961
Director: Blake Edwards
Guión: Truman Capote y George Axelrod
Reparto
- Holly Golightly (Audrey Hepburn)
- Paul Varjak (George Peppard)
- "2-E" (Patricia Neal)
- Doc Golightly (Buddy Ebsen)

- O. J. Berman (Martin Balsam)
- José da Silva Pereira (José Luis de Vilallonga)


* Apta para todos los públicos *





Hablamos de...
Audrey Hepburn

· Actriz británica.
· Embajadora de UNICEF.
· Consiguió el primer Oscar con su primer papel.

Sinopsis
Holly Golightly es una bella joven neoyorquina que aspira a ser actriz. Vive una vida alegre en la cual esconde también una gran tristeza. Tiene un comportamiento algo alocado, y una manía, desayunar contemplando el escaparate de la lujosa joyería "Tiffany & Co". Un día se muda a su mismo edificio Paul Varjak, un escritor a la espera de alcanzar el éxito que nunca llega, él y Holly, establecen una gran amistad.

Crítica
Vi esta película en recomendación de mi mejor amiga, la cual le encanta tanto la película como la actriz. Reconozco que también me quedo con el papel de Holly, nuestra protagonista, quien es tan alocada y a la vez tan elegante haciendo un personaje único gracias a su naturalidad. En fin, es imposible no caer rendidos ante un clásico interpretado por la maravillosa Audrey Hepburn que te hace reír con todas sus locuras, y con la que puedes conocer una manera diferente de vivir la vida a pesar de ser ya una mujer. Destacar también la bellísima canción de “Moon River”, la cuál no dejo de escuchar desde que vi la película.

Dato curioso
· En un principio Capote pensó que Marilyn Monroe era la interprete ideal, pero esta lo rechazo por la supuesta profesión de Holly.

Frases únicas
· Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje, y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tú misma la has construido. Y en ella seguirás, vayas donde vayas, porque no importa dónde huyas; siempre acabarás tropezando contigo misma.
· No entregues nunca tu corazón a un ser salvaje, porque si lo haces, más fuerte se vuelve. Hasta que tiene la suficiente fuerza para volver al bosque o volar hacia un árbol. Y luego a otro más alto hasta que desaparece.
· Se tardan exactamente cuatro segundos para ir de aquí a la puerta. Yo le doy dos.
· En la vida se ha de saber de todo.

Puntuación: 8/10